--------------------------------

Bienvenidos a Aprobados por Dios (APD)



Que Dios les bendiga queridos Hermanos.

Le damos gracias a Dios por permitirnos poner a su disposición este espacio que será utilizado para bendición de la iglesia. Aquí encontrará artículos, devocionales, mensajes y estudios bíblicos para su edificación y su ministerio.

Hermano Carlos Osorio (administrador)
Email: osoriogerizim@gmail.com 
Email: carlosper7@yahoo.com

Leer mas »

Santiago 12: Dos ejemplos de fe verdadera








LECTURA: Santiago 2:21-26

INTRODUCCIÓN:
Después de que Santiago nos ha hablado de la verdadera fe, pasa a presentarnos dos ejemplos vivos de una fe verdadera. Estos son Abraham y Rahab. Estudiemos los dos ejemplos de fe verdadera que nos presenta Santiago.

1. El ejemplo de fe de Abraham

Santiago nos comenta el ejemplo de Abraham, mencionando la ocasión en que fue mandado por Dios a ofrecer su único hijo Isaac (una prueba de fe difícil) como sacrificio.

Santiago 2:21 
“¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?"

Este es un texto delicado que ha confundido a muchos porque parece que dice que Abraham fue justificado cuando ofreció a Issac o que fue justificado por obras. Pero la Biblia enseña claramente que la justificación es solo por la fe en Jesucristo. Lo que Santiago dice de Abraham es que demostró que estaba justificado cuando obedeció a Dios entregando a Issac. ¿Cómo sabemos que Abraham tuvo fe? Porque lo demostró con sus obras.
Examinemos lo que dice Santiago:

a. Santiago 2:22
“¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 
Primero: Dice que la fe de Abraham le llevó a las obras de obediencia a Dios.
Segundo: Dice que la fe de Abraham fue perfeccionada o llevada al máximo de su nivel por medio de su obediencia a Dios, cuando entregó a Isaac.

b. Santiago 2:23
“Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.”
La fe de Abraham cumplió con la Escritura de Génesis 15:6 “Y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia.”
La razón por la que Abraham ofreció a Issac es porque él ya creía en Dios.
Abraham creyó, tuvo fe en Dios y por consiguiente hizo lo que Dios le pidió.
Por eso fue llamado amigo de Dios. Porque tenía una relación y comunión con Dios que se demostraba en sus obras.

c. Santiago 2:24
“Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.”
De nuevo el ejemplo de Abraham nos demuestra que la fe es primero que la obras, pero que las obras siempre son el resultado de la fe. Por su ejemplo conocemos a Abraham como el Padre de la Fe.

2. El ejemplo de fe de Rahab
Santiago 2:25
“Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?”

a. En el ejemplo de Rajab vemos una fe viva; vemos que ella creyó que el Dios de Israel era el Dios verdadero.
Pero ella tuvo que expresar su fe por medio de una acción, protegió a los espías israelitas a pesar del peligro que corría al traicionar a su nación (Josué 2:9-11)

b. El ejemplo de Rajab nos enseña que cualquier persona es capaz de tener fe.
Si una prostituta, pudo tener fe y así agradar a Dios, entonces todos nosotros también tenemos la oportunidad de tener esa clase de fe. Pero esa fe tiene que producir obras en nuestra vida.

CONCLUSION
Santiago concluye diciendo: Santiago 2:26 “Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.”Así como un cuerpo sin espíritu ni aliento está muerto. Lo mismo sucede con la fe que no tiene obras, está muerta.
Amigos: hoy les invito a tener vida por medio de la fe en Jesucristo. Recíbele como tu Señor y Salvador. Hermanos: si no eres un ejemplo de fe. Dale vida a tu fe, invitándole a Dios a hacer lo que él quiere hacer en ti.

Leer mas »

Santiago 11: Demostrando la fe verdadera









LECTURA: Santiago 2:15-20

INTRODUCCIÓN:
Estamos estudiando un pasaje muy importante de las escrituras. Y estamos tratando de definir la fe que debemos tener si somos verdaderamente hijos de Dios. La pregunta de hoy es:
¿Cómo podemos demostrar que tenemos verdadera fe?

Imaginemos que a la hora de las peticiones de oración en el grupo, el hermano Plutarco se pusiera de pie y dijera: "Hermanos, me ha ido muy mal en el trabajo. Mis hijos están sin comer por tres días ya, están enfermos y nos van a quitar la casa. Necesito ayuda." Y que todos los “hermanos” respondemos: "Ay, ¡qué terrible! Declaro que pronto tendrás un buen trabajo. Te declaro bendecido y prosperado para la gloria de Dios." Esas declaraciones y deseos están bien. Pero, ¿Eso es todo lo que tenemos que hacer cómo cristianos? ¿Piensan ustedes que esos buenos deseos puedan llenar los estómagos vacíos de sus hijos? ¿Creen que con esas palabras se resuelva el problema de Plutarco y su familia? ¡Claro que no! Miremos como demostrar la fe verdadera:

1. La fe verdadera se demuestra con acciones

a. La verdadera fe nos lleva a buenos deseos y a buenas acciones.
Llevar una bolsa de comida a la casa de Plutarco
Tratar de llevar al hospital a los hijos de Plutarco para que reciban atención médica
Ayudarle para encontrar un buen trabajo

b. Si expresamos deseos bonitos, pero no hacemos lo que está en nuestro alcance para ayudar, entonces nuestros deseos son inutiles.
Santiago 2:15-17
“15 Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día 16 y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17 Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.”

Si su fe es verdadera, se demostrará por las acciones en su vida.
¿Cómo es su fe? ¿Se demuestra su fe por sus acciones? ¿Tiene una fe viva o una fe muerta?

2. La fe verdadera no es solamente una confesión verbal (no es solo decir)

Hay muchas personas que se creen cristianas solamente porque dicen que creen en Dios.
Creen que se puede ser un cristiano de verdad sin seguir a Cristo y obedecer sus mandamientos.  Dice: “yo creo” “soy salvo” “Señor, Señor”… PERO NO VIVE PARA CRISTO.

3. La fe verdadera no es solamente realizar muchas obras (no es solo hacer)

Hay otras personas que se creen cristianas porque cumplen con una serie de reglas.
Creen que lo que importa es hacer buenas obras y que con eso Dios los va a salvar.
Asiste a la iglesia, se ha bautizado, ayuna, canta, ofrenda, etc… PERO NO VIVE PARA CRISTO.

Santiago 2:18-20
18 Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20 ¿Más quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?

CONCLUSIÓN
Si usted tiene un árbol en el jardín, y quieres saber si es naranjo o guayabo, espera hasta que dé su fruto. Si salen naranjas no es guayabo y si salen guayabas no es naranjo. Y si no se ven frutos en su vida, sencillamente Usted no tiene fe verdadera (Juan 15:16)
Nuestras obras de servicio a Dios no reemplazan a la fe pero sí son una prueba de nuestra fe en Cristo.
La verdadera fe implica una entrega total de todo su ser a Cristo.
Entréguese hoy a Cristo totalmente y viva una vida de verdadera fe a su Señor. Amén.

Leer mas »

Santiago 10: La fe verdadera



LECTURA: Santiago 2:14

INTRODUCCIÓN:
La tragedia de la iglesia de nuestros días, son las personas que dicen ser cristianas, pero que no viven como cristianas. Hay muchas personas (quisiera estar equivocado) que dicen que Cristo es su Señor y Salvador, que han sido bautizadas, que asisten regularmente a la iglesia y que hasta tienen puestos de liderazgo, pero que no siguen ni viven para Cristo. Son personas que dicen ser cristianos pero que no tratan de llevar una vida pura y justa, tampoco se preocupan por ayudar a los necesitados ni por compartir el evangelio a los perdidos (son como cristianos solo de nombre) Antes que me mal interprete, quiero aclarar que lo anterior no significa que el cristiano se salve por obras o que debe ser perfecto o que no nunca falle.

Pero un verdadero cristiano no practica el pecado como forma de vida, sino que lucha contra el pecado, se arrepiente, lo confiesa y se aparta. Todo por el poder y la gracia de Dios. 
El mensaje de hoy es simple, trataremos de descubrir la fe que Dios quiere y lo haremos haciéndonos y respondiendo dos preguntas:

PRIMERA PREGUNTA 
¿Puede alguien tener fe en Dios y no tener buenas obras?

SEGUNDA PREGUNTA 
¿Puede una fe sin buenas obras agradar a Dios?

Toda persona inteligente y sincera respondería a las preguntas anteriores con un rotundo no.

En Santiago 2:14 tenemos la misma respuesta.
“Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?” 

Queridos Hermanos, hoy es muy importante que estemos seguros si tenemos la fe que Dios quiere, o si simplemente decimos que tenemos fe y no es una fe verdadera en Dios.
  • Una persona puede tener dos tipos de fe: una fe verdadera para salvación o una fe falsa para perdición. 
  • La fe verdadera es espiritual y la fe falsa es solo intelectual. 
  • La verdadera fe en Dios no es solo decir que tengo fe, la verdadera fe transforma nuestra conducta y nuestros pensamientos (Romanos 8:9) 
  • Si decimos que tenemos fe, pero nuestra vida no demuestra esa fe con buenas acciones, esa fe no es verdadera y no agrada a Dios (Santiago 2:26) 
  • La fe verdadera para salvación trae como resultado una vida de obediencia a la Palabra de Dios (1 Juan 2:4-5) 
  • La salvación viene por medio de la fe y nada más. No somos salvos por las obras, pero una fe salvadora siempre produce las obras. (Efesios 2:8-10) 
  • Si realmente creemos en Cristo, haremos lo que dice Cristo y viviremos una vida centrada en Cristo.
    Actuaremos como cristianos y haremos obras de amor en su nombre. 
Mateo 7:21-23 21
"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad."

CONCLUSIÓN:
¿Tiene Usted fe? ¿Qué clase de fe tiene? ¿Se demuestra su fe con sus acciones? Pídale a Dios que le de fe verdadera en Jesucristo como Señor y Salvador de su vida y que le ayude a mostrarla con buenas obras. Amén.

Leer mas »

Santiago 9: No haga acepción de personas (parte 2)



LECTURA: Santiago 2:8-13 /

INTRODUCCIÓN: 
Leí la historia de una mujer pobre que quería hacerse miembro de una iglesia muy elegante. Ella habló con el pastor y este sugirió que lo pensara bien y volviera. Y, así fue, pero al llegar la segunda vez con el pastor, este le dijo que leyera su Biblia una hora diaria por una semana y volviera si todavía quería hacerse miembro de la iglesia y ella lo hizo. Volvió por tercera vez, asegurando al pastor que si quería hacerse miembro de la iglesia, pero el pastor le sugirió que orara cada día durante la siguiente semana para ver si era la voluntad de Dios. Bueno, el pastor no volvió a ver a la mujer por un largo tiempo y cuando se la encontró un día en la calle le preguntó el pastor, cual había sido la decisión. Ella contesto, "Hice lo que me dijo; fui a mi casa y oré y un día, mientras oraba el Señor me dijo, ‘no te preocupes, si no te reciben en esa iglesia porque yo, que soy Dios, he estado tratando de hacer lo mismo durante los últimos veinte años y no me han dejado entrar’."

Que lástima, pero es la verdad. Por hacer acepción de personas tampoco dejamos que Cristo entre a nuestra vida. Hoy concluiremos el tema sobre la acepción de personas con dos reflexiones más:


1. LAS ADVERTENCIAS CONTRA LA PARCIALIDAD

a. Mostrar parcialidad es pecado.
Santiago 2:8-9
“8 Si en verdad cumplís la ley real, conforme a la Escritura: Amarás a tu prójimo como a ti mismo, bien hacéis; 9 pero si hacéis acepción de personas, cometéis pecado, y quedáis convictos por la ley como transgresores.
  • La Ley Real es la ley de nuestro Gran Rey Jesucristo, el que dijo: "Que os améis unos a otros, como yo os he amado" (Juan 15:12)
  • Esta Ley es el fundamento de todas las leyes de cómo debemos relacionarnos con Dios y los unos con los otros. Cristo lo mandó a sus discípulos (Mateo 22:37-40)
  • Mostrar parcialidad es pecado y nos hace transgresores o violadores de la ley (Gálatas 5:14)
b. Mostrar parcialidad hace a una persona culpable de toda la Ley de Dios.
Santiago 2:10 
“Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.”
  • Este versículo dice que si violamos un punto de la Ley, nos aleja del propósito de Dios y nos hace culpables de toda la Ley.
  • Como cristianos no podemos escoger cuales mandamientos cumplir y cuales violar.
  • Cuando hacemos acepción de personas pecamos, y somos como el pecador que viola toda la Ley de Dios. Santiago dice: “SE HACE CULPABLE DE TODOS.” 
c. Mostrar parcialidad es un pecado tan grave como el adulterio o asesinato.
Santiago 2:11 
“Porque el que dijo: No cometerás adulterio, también ha dicho: No matarás. Ahora bien, si no cometes adulterio, pero matas, ya te has hecho transgresor de la ley.”
  • La parcialidad es un pecado que ignora o elimina a una persona, por eso se compara con el asesinato. 
  • Por eso como cristianos no debemos mostrar parcialidad o favoritismo por nadie. Debemos amar a las personas sin importar sus riquezas ni su condición social. (Romanos 13:10)

2. LOS MOTIVOS PARA NO CAER EN PARCIALIDAD

Santiago 2:12-13 
“12 Así hablad, y así haced, como los que habéis de ser juzgados por la ley de la libertad. 13 Porque juicio sin misericordia se hará con aquel que no hiciere misericordia; y la misericordia triunfa sobre el juicio.”

Respondamos todos: ¿Por qué debería evitar hacer acepción de personas o tener favoritismos?
Observemos dos razones por las que no debemos discriminar a ninguna persona:

a. Porque si lo hacemos enfrentaremos el juicio de Dios.
  • Debemos actuar y hablar como personas que serán juzgadas por la Ley de Dios (2 Corintios 5:10)
  • Por esa razón debemos mostrar amor y bondad por todas las personas sin hacer diferencias.
  • ¿Cuál sería el resultado, si Dios juzgara hoy la forma en que como tratas y hablas a las demás personas? Serías aprobado o serias reprobado.
b. Porque si lo hacemos recibiremos el mismo trato de parte de Dios
  • Dios nos tratará como exactamente como hayamos tratado a otros.
  • Está claro que no somos salvos por cumplir la ley sino por la fe. Pero la fe en Jesucristo nos lleva obedecer la ley de Cristo con toda libertad, por amor a El y en el poder de Espíritu Santo.
  • Por la misericordia de Dios tenemos libertad para mostrar misericordia. Pero si rechazamos la misericordia de Dios en nuestra vida y no la mostramos a otros, seremos juzgados sin misericordia.
  • Somos misericordiosos porque Cristo está en nosotros y El es misericordioso (Mateo 5:7)
CONCLUSIÓN:
La Palabra de Dios nos advierte que no debemos hacer acepción de personas y nos motiva para que recibamos la misericordia de Dios, para que con libertad, bondad y amor mostremos misericordia a todas las personas.

Leer mas »

Santiago 8: No haga acepción de personas (parte 1)



LECTURA BÍBLICA: Santiago 2:1-7

INTRODUCCIÓN:
Hoy comenzamos una nueva sección de la carta de Santiago. En la lección de hoy, aprenderemos que a Dios no le agrada que como cristianos tengamos favoritismos. En otras palabras a Dios no le agrada que discriminemos a las personas por ninguna razón. Para Dios este es un pecado horrible.

Yo creo que Dios siente mucho pesar que cuando despreciamos a un hermano por su condición social, porque con es acción lo estamos despreciando a él. Que Dios nos libre de hacer esto.

De mas está decir que este pecado es muy común en todos las iglesias y muchas veces muy ignorado.

Miremos algunos consejos para evitar el pecado de parcialidad, favoritismo o acepción de personas.

1. La amonestación contra la parcialidad.
Santiago 2:1 
“Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.”
  • Note que esta amonestación es para todos los cristianos del mundo. La advertencia es que no debemos tener favoritismos de ninguna clase y con ninguna persona.
  • Porque el cristiano es un hermano y está en la misma condición que nosotros delante de Dios
  • Porque la apariencia, posición, educación y riqueza no importan delante de Dios.
¿Alguna vez han experimentado la acepción de personas? ¿Cuando? ¿Cómo?

2. La ilustración de la parcialidad.
Santiago 2:2-3
“Porque si en vuestra congregación entra un hombre con anillo de oro y con ropa espléndida, y también entra un pobre con vestido andrajoso, 3 y miráis con agrado al que trae la ropa espléndida y le decís: Siéntate tú aquí en buen lugar; y decís al pobre: Estate tú allí en pie, o siéntate aquí bajo mi estrado;”
  • La ilustración es clara: Dos incrédulos visitan la iglesia. Uno es rico, anda bien vestido, con anillos y perfumado. El otro anda su vestido sucio, mugriento y mal oliente.
  • ¿Como se muestra la acepción de personas? Al rico y bien vestido se le lleva hasta un lugar de privilegio. Y al pobre se le dice que se quede de pie o se le deja lejos del resto de los hermanos.
  • La situación es que por ser pobre se le trata como si fuera menos importante que los demás. Eso es lo que Santiago dice que no debemos hacer como cristianos.

3. Lo negativo de la parcialidad.

Santiago 2:4-7
“¿acaso no hacen discriminación entre ustedes, juzgando con malas intenciones? 5 Escuchen, mis queridos hermanos: ¿No ha escogido Dios a los que son pobres según el mundo para que sean ricos en la fe y hereden el reino que prometió a quienes lo aman? 6 ¡Pero ustedes han menospreciado al pobre! ¿No son los ricos quienes los explotan a ustedes y los arrastran ante los tribunales? 7 ¿No son ellos los que blasfeman el buen nombre de aquel a quien ustedes pertenecen? ”

Hay cuatro razones por las que no debemos hacer acepción de personas:

     a. Porque Dios lo ordena
     b. Porque al rechazar a un hermano tomamos el lugar de jueces (Santiago 2:4)
     c. Porque demuestra que tenemos malos pensamientos (Santiago 2:4)
     d. Porque discrimina a los pobres y los humilla (Santiago 2:5-6)

La verdad principal de este versos es que un hombre puede ser muy pobre en cuanto a los recursos económicos, pero si tiene a Cristo como su Salvador es rico en fe, y además, heredero del reino de Dios que ha prometido a los que le aman.

CONCLUSIÓN:
Amigo: tú puedes estar seguro de que Dios no hace acepción de personas, el dice Juan 6:37 “Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.” Recibe a Jesucristo hoy.
Hermano: ¿Está Usted haciendo acepción de personas? Oremos para que Dios nos libre del pecado de hacer acepción de personas. Amén.

Leer mas »

Santiago 7: La vida nueva no es religiosa










LECTURA BIBLICA: Santiago 1:26-27 

INTRODUCCIÓN:
Hoy llegamos a uno de los puntos cruciales de la vida cristiana. Santiago nos dice quienes son los que verdaderamente viven para agradar a Dios.

Hay personas en la iglesia engañadas, que son personas religiosas. Estas son personas que asisten a todos los cultos, que puede citar muchos versículos bíblicos; pero que no muestra ningún cambio en su vida. Usted puede ser miembro de la iglesia, puede traer su Biblia cada domingo y verse muy bien, pero si no se muestra el cambio en su conducta y el amor práctico en su vida, de nada le sirve, está engañado.

Alguien ha dicho que puedes pasar la noche en el garaje y no te convertirás en carro. De igual manera, puedes pasar todo el tiempo que quieras en la iglesia, y si no hay transformación o nuevo nacimiento, sólo te estás engañando.

Miremos las características de aquellos que tenemos verdadera vida nueva y no religiosa:

1. Refrenan y controlan su lengua.
Santiago 1:26
"Si alguno se cree religioso entre vosotros, y no refrena su lengua, sino que engaña su corazón, la religión del tal es vana.
  • Aquí Santiago nos dice que si una persona se cree religiosa o que agrada a Dios, pero que si esa persona no refrena su lengua o no controla sus palabras, se engaña y no tiene vida nueva.
  • Acciones de una persona que no refrena su lengua: 
  • Atacando a otros con sus palabras, chismeando y diciendo mentiras, criticando y murmurando, juzgando y condenando a otros, usando palabras soeces y ofensivas.
En conclusión, si una persona no refrena su lengua, no importa cuan religiosa sea, se engaña a si misma y no agrada Dios.  (Efesios 4:31, Santiago 3:6)

1ª Pedro 3:10
"El que quiere amar la vida Y ver días buenos, Refrene su lengua de mal, Y sus labios no hablen engaño;"

2. Practican una vida cristiana pura
Santiago 1:27
"La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo."

Aquí Dios nos dice que la verdadera vida nueva y sin contaminación del mundo se muestra por dos cosas fundamentales:

a. Visitar a los huérfanos y a las viudas
  • Esto significa que el cristiano visita o está pendiente de las necesidades dentro de la comunidad. Por ejemplo: enfermos, tristes, afligidos, solitarios, recién llegados, perdidos.
  • El cristiano siempre extiende sus manos a cada miembro de la comunidad.
  • El cristiano siempre está dispuesto para amar, ayudar y servir al necesitado.
b. Guardarse sin mancha del mundo
  • Esto significa que el verdadero cristiano no se corrompe moralmente.
  • Esto significa que el cristiano verdadero no se enreda en los asuntos y placeres del mundo
  • Esto significa que el verdadero cristiano se guarda sin mancha de los deseos de los ojos, de los deseos de la carne y del orgullo de la vida.
  • Esto significa que el verdadero cristiano ha decidido vencer la tentación y el pecado. 2ª Corintio 6.17-18
CONCLUSIÓN:
Amigo, tú puedes tener vida nueva por medio de la fe en Jesucristo. Recíbelo hoy como Señor y Salvador. Hermanos: Solo tenemos dos formas de vivir, somos verdaderos cristianos y vivimos en nueva vida o somos falsos cristianos y vivimos en religiosidad. ¿Qué clase de cristiano quiere ser Usted?

Leer mas »

Mi necesidad de Dios



Génesis 1:2
"Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas."

¿Ha escuchado Usted a alguna persona decir que no necesita a Dios? Creo que estas son personas que pretenden ser auto suficientes e independientes. Pero, como alguien puede ser independiente del creador de todas las cosas, eso es algo poco razonable.

Un edificio no puede ser independiente de sus constructores, un alumno no puede ser independiente de sus maestros, un hijo no puede ser independiente de sus padres, un ser humano no puede ser independiente de su creador. Para los que no quieren reconocer al Creador esto es difícil de aceptar, pero simplemente es la verdad.

En Génesis 1:2 encontramos que la tierra estaba desordenada, vacía y en tinieblas. Donde hay algo desordenado se necesita establecer un orden, donde hay algo vacio se necesita encontrar algo que lo llene y donde hay tinieblas se necesita algo que traiga luz. ¿Quién puede hacer todo eso? La única respuesta es: Dios.

No hay otras opciones, si en nuestra vida hay desorden, vacio y tinieblas; estamos necesitando a Dios.

Sea sincero y reconozca su necesidad diciendo de corazón: Dios... te necesito.


Leer mas »

(2) Una iglesia que tiene temor de Dios



La palabra temor es usada en la biblia de tres maneras: primero, como un temor supersticioso que nos hace sentir terror o miedo a Dios; segundo, como un temor a los hombres y a lo que estos nos pueden hacer, y en tercer lugar como un temor reverente a Dios que nos lleva a darle honra, reverencia y respeto; todo esto debido a su santidad, su majestad, su poder y su autoridad.

Hoy estudiaremos el temor de Dios como la honra, respeto y reverencia que Dios se merece:

CONOCIENDO EL TEMOR DE DIOS

El temor del Señor es una actitud que nos lleva a estar frente a Dios en admiración de su persona (su carácter, su gloria, sus atributos: santidad, justicia, amor, misericordia, poder, etc.) lo cual nos lleva a darle la reverencia, la honra, el respeto y el honor adecuado.

Isaías tuvo una visión del trono de Dios que lo llevó a reconocer su majestad y santidad.
Isaías 6:1-5  En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. (2) Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. (3) Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. (4) Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. (5) Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

Podemos concluir que el temor de Dios es la conciencia continua de Dios que me lleva a honrarlo, respetarlo y obedecerlo.

El problema del mundo es que no conoce a Dios, no tiene temor de Dios y no respeta a Dios.
Romanos 3:18  Jesús exhorta a sus discípulos a ser temerosos, no de los hombres; sino de Dios.
Mateo 10:28  Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

LA IMPORTANCIA DEL TEMOR DE DIOS

Miremos algunas razones por las que es importante que tengamos temor de Dios:

El temor de Dios es una característica de los hijos de Dios.
Salmo 103:10-17  No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados. (11) Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen. (12) Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. (13) Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. (14) Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo. (15) El hombre, como la hierba son sus días; Florece como la flor del campo, (16) Que pasó el viento por ella, y pereció, Y su lugar no la conocerá más. (17) Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos; 

El temor de Dios nos ayuda para evitar el pecado
Éxodo 20:18-20  Todo el pueblo observaba el estruendo y los relámpagos, y el sonido de la bocina, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos. (19) Y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos. (20) Y Moisés respondió al pueblo: No temáis; porque para probaros vino Dios, y para que su temor esté delante de vosotros, para que no pequéis.
Éxodo 20:20 (DHH) 
y Moisés les contestó: –No tengan miedo. Dios ha venido para ponerlos a prueba y para que siempre sientan temor de él, a fin de que no pequen.

El temor de Dios es un requisito para que su pueblo le alabe
Salmos 22:23  Los que teméis a Jehová, alabadle; Glorificadle, descendencia toda de Jacob, Y temedle vosotros, descendencia toda de Israel.

El temor de Dios es necesario para que su pueblo tenga comunión con él
Salmos 25:14  La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto.

El temor de Dios es necesario para nuestra santificación
2ª Corintios 7:1  Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

La falta de temor de Dios es un menosprecio al nombre de Dios.
Malaquías 1:6  El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?

El problema de la iglesia de hoy es que no entiende o no quiere tener temor de Dios.

BUSCANDO EL TEMOR DE DIOS


La Biblia nos dice que el temor de Dios pude ser entendido cuando somos diligentes y sinceros para buscarlo.
Proverbios 2:1-5  Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, (2) Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, (3) Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; (4) Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, (5) Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios.

Hagamos un examen personal: ¿Teme Usted a Dios? ¿Cuánto teme Usted a Dios?

La Biblia enseña que es posible saber si tememos a Dios verdaderamente por medio de nuestra conducta.
Proverbios 14:2  El que camina en su rectitud teme a Jehová; Mas el de caminos pervertidos lo menosprecia.
Proverbios 14:2 (DHH) El de recta conducta honra (teme) al Señor; el de conducta torcida lo desprecia.

Ejemplos de hombres que tuvieron temor de Dios:
La vida cristiana debe caracterizarse por un temor a Dios reverente que le honra aún en las circunstancias mas difíciles.

Noé (Hebreos 11:7)
Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.

Abraham (Génesis 22:1-2)
Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. (2) Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.
Génesis 22:12
Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

Nehemías (Nehemías 5:15)
Pero los primeros gobernadores que fueron antes de mí abrumaron al pueblo, y tomaron de ellos por el pan y por el vino más de cuarenta siclos de plata, y aun sus criados se enseñoreaban del pueblo; pero yo no hice así, a causa del temor de Dios.

CONCLUSIÓN
Exhortémonos unas a otros para andar en el temor de Dios en toda nuestra vida, buscando la santidad, no con miedo sino en amor, reverencia y respeto porque él es un Dios santo y misericordioso.

Leer mas »

Hagamos una pausa



Creo que una de las disciplinas más difíciles de alcanzar para un cristiano es estar a solas. Como cristianos queremos estar con la gente y al mismo tiempo la gente quiere estar con nosotros (espero que así sea), parece que este es el matrimonio perfecto. Pero si meditamos con mucha sinceridad y cuidado llegaremos a las siguientes conclusiones:
  • La persona con la que la gente necesita estar no somos nosotros, es con el buen pastor.
  • La persona con la que nosotros necesitamos estar no es la gente de nuestra iglesia, es con el dueño de la iglesia. 
  • La persona que la gente necesita, la que nosotros necesitamos y quien es también el dueño de la iglesia es Dios.
En los últimos días he descubierto la gran bendición que se puede experimentar al dedicarnos disciplinadamente a pasar un tiempo a solas con Dios. No hablo de orar cuando alguien nos llama o de estudiar la Biblia para el mensaje del domingo. Me refiero a un tiempo marcado en el calendario, el tiempo más importante del día, el tiempo para estar a solas con Dios.

Jesús tenía como costumbre pasar un tiempo a solas con su Padre para orar, para recibir fortaleza y para tener compañerismo. Jesús no permitió que sus múltiples tareas le privaran de esta gran bendición.

¿Sabe que es lo más difícil en nuestros ministerios?, hacer una pausa. El Diablo lo sabe muy bien, y le dirá: hay tanto que hacer, no puedes parar ahora, si no lo haces tú nadie lo hará, tienes que esforzarte más. Quiere saber mi opinión al respecto, ¡mentiras del Diablo! Precisamente porque hay tanto que hacer y porque requiere mucho esfuerzo, es que necesitamos hacer una pausa para estar a solas con Dios.

Espero que no me malentienda, no estoy diciendo que no debemos dedicar tiempo a la gente o que nos hagamos unos holgazanes, lo que digo es que nuestra prioridad debe ser pasar tiempo a solas con Dios.

¿Está listo para su próxima pausa?

El tiempo que más beneficia a la gente que se relaciona conmigo, es el tiempo que yo me he relacionado con Dios.

Leer mas »