--------------------------------

(2) Una iglesia que tiene temor de Dios



La palabra temor es usada en la biblia de tres maneras: primero, como un temor supersticioso que nos hace sentir terror o miedo a Dios; segundo, como un temor a los hombres y a lo que estos nos pueden hacer, y en tercer lugar como un temor reverente a Dios que nos lleva a darle honra, reverencia y respeto; todo esto debido a su santidad, su majestad, su poder y su autoridad.

Hoy estudiaremos el temor de Dios como la honra, respeto y reverencia que Dios se merece:

CONOCIENDO EL TEMOR DE DIOS

El temor del Señor es una actitud que nos lleva a estar frente a Dios en admiración de su persona (su carácter, su gloria, sus atributos: santidad, justicia, amor, misericordia, poder, etc.) lo cual nos lleva a darle la reverencia, la honra, el respeto y el honor adecuado.

Isaías tuvo una visión del trono de Dios que lo llevó a reconocer su majestad y santidad.
Isaías 6:1-5  En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. (2) Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban. (3) Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria. (4) Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. (5) Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, Jehová de los ejércitos.

Podemos concluir que el temor de Dios es la conciencia continua de Dios que me lleva a honrarlo, respetarlo y obedecerlo.

El problema del mundo es que no conoce a Dios, no tiene temor de Dios y no respeta a Dios.
Romanos 3:18  Jesús exhorta a sus discípulos a ser temerosos, no de los hombres; sino de Dios.
Mateo 10:28  Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

LA IMPORTANCIA DEL TEMOR DE DIOS

Miremos algunas razones por las que es importante que tengamos temor de Dios:

El temor de Dios es una característica de los hijos de Dios.
Salmo 103:10-17  No ha hecho con nosotros conforme a nuestras iniquidades, Ni nos ha pagado conforme a nuestros pecados. (11) Porque como la altura de los cielos sobre la tierra, Engrandeció su misericordia sobre los que le temen. (12) Cuanto está lejos el oriente del occidente, Hizo alejar de nosotros nuestras rebeliones. (13) Como el padre se compadece de los hijos, Se compadece Jehová de los que le temen. (14) Porque él conoce nuestra condición; Se acuerda de que somos polvo. (15) El hombre, como la hierba son sus días; Florece como la flor del campo, (16) Que pasó el viento por ella, y pereció, Y su lugar no la conocerá más. (17) Mas la misericordia de Jehová es desde la eternidad y hasta la eternidad sobre los que le temen, Y su justicia sobre los hijos de los hijos; 

El temor de Dios nos ayuda para evitar el pecado
Éxodo 20:18-20  Todo el pueblo observaba el estruendo y los relámpagos, y el sonido de la bocina, y el monte que humeaba; y viéndolo el pueblo, temblaron, y se pusieron de lejos. (19) Y dijeron a Moisés: Habla tú con nosotros, y nosotros oiremos; pero no hable Dios con nosotros, para que no muramos. (20) Y Moisés respondió al pueblo: No temáis; porque para probaros vino Dios, y para que su temor esté delante de vosotros, para que no pequéis.
Éxodo 20:20 (DHH) 
y Moisés les contestó: –No tengan miedo. Dios ha venido para ponerlos a prueba y para que siempre sientan temor de él, a fin de que no pequen.

El temor de Dios es un requisito para que su pueblo le alabe
Salmos 22:23  Los que teméis a Jehová, alabadle; Glorificadle, descendencia toda de Jacob, Y temedle vosotros, descendencia toda de Israel.

El temor de Dios es necesario para que su pueblo tenga comunión con él
Salmos 25:14  La comunión íntima de Jehová es con los que le temen, Y a ellos hará conocer su pacto.

El temor de Dios es necesario para nuestra santificación
2ª Corintios 7:1  Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

La falta de temor de Dios es un menosprecio al nombre de Dios.
Malaquías 1:6  El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?

El problema de la iglesia de hoy es que no entiende o no quiere tener temor de Dios.

BUSCANDO EL TEMOR DE DIOS


La Biblia nos dice que el temor de Dios pude ser entendido cuando somos diligentes y sinceros para buscarlo.
Proverbios 2:1-5  Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, (2) Haciendo estar atento tu oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, (3) Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; (4) Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, (5) Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios.

Hagamos un examen personal: ¿Teme Usted a Dios? ¿Cuánto teme Usted a Dios?

La Biblia enseña que es posible saber si tememos a Dios verdaderamente por medio de nuestra conducta.
Proverbios 14:2  El que camina en su rectitud teme a Jehová; Mas el de caminos pervertidos lo menosprecia.
Proverbios 14:2 (DHH) El de recta conducta honra (teme) al Señor; el de conducta torcida lo desprecia.

Ejemplos de hombres que tuvieron temor de Dios:
La vida cristiana debe caracterizarse por un temor a Dios reverente que le honra aún en las circunstancias mas difíciles.

Noé (Hebreos 11:7)
Por la fe Noé, cuando fue advertido por Dios acerca de cosas que aún no se veían, con temor preparó el arca en que su casa se salvase; y por esa fe condenó al mundo, y fue hecho heredero de la justicia que viene por la fe.

Abraham (Génesis 22:1-2)
Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. (2) Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré.
Génesis 22:12
Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.

Nehemías (Nehemías 5:15)
Pero los primeros gobernadores que fueron antes de mí abrumaron al pueblo, y tomaron de ellos por el pan y por el vino más de cuarenta siclos de plata, y aun sus criados se enseñoreaban del pueblo; pero yo no hice así, a causa del temor de Dios.

CONCLUSIÓN
Exhortémonos unas a otros para andar en el temor de Dios en toda nuestra vida, buscando la santidad, no con miedo sino en amor, reverencia y respeto porque él es un Dios santo y misericordioso.

6 Comentarios :

Anónimo dijo...

Maravilloso tema, estar frente a la poderosa palabra de Dios es algo que satisface mi alma.

Bendiciones a los que trabajaron para presentar este mensaje y que sigan publicando para que muchos puedan leer lo que conviene.

Anónimo dijo...

Excelente mensaje. Estoy de acuerdo con lo expresado. Bendiciones.

Giovanni. dijo...

El mensaje estuvo muy bueno, me gusto mucho ahora a ponerlo en practica. Dios les bendiga.

Anónimo dijo...

felisitacion por preucuparse x estudiar la biblia sigan adelante y muchas bendiciones

Anónimo dijo...

excelente tema soy una persona que esta empezando a predicar y este tema es de suma importancia para mirar a Dios como debe ser mirado en forma reverente

Anónimo dijo...

Muy bueno

Publicar un comentario

1. Escriba su comentario en el cuadro de abajo.
2. Elija comentar como. Puede hacerlo como Anónimo.
3. De click en PUBLICAR ...